*

Es curioso cómo a veces se puede llegar a ser tan inocentemente cruel.

La tregua.
Mario Benedetti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Dejame tu comentario!