*

¿Qué hace un hombre en estas ocasiones? Envía flores. Éste es un proyecto ridículo... pero las cursilerías, cuando son humildes, tienen todo el gobierno del corazón.

La invención de Morel.
Adolfo Bioy Casares.

2 comentarios:

  1. ¡Ay! ¡Cómo amo ese libro!

    Gracias por seguirme :)
    Dani.

    ResponderEliminar
  2. ¡Sííí! Bioy Casares, un genio :)

    ResponderEliminar

¡Dejame tu comentario!